05 Feb

10 puntos débiles del cuerpo.

Cuando aprendes karate estas aprendiendo un arte marcial, el cual solo debes usar para defenderte. Esto significa que en algún momento en el que te encuentres en peligro lo mas probable es que tengas que contraatacar a tu agresor, de manera que quede fuera de acción.

Para lograr este objetivo debes conocer muy bien los puntos vulnerables del cuerpo humano, además debes entrenar correctamente las técnicas que te permitan salir ileso de esta situación.

Para el post de hoy queremos hablarte sobre cuáles son esos 10 puntos débiles del cuerpo que deberías atacar en caso de verte forzado a hacerlo.

1. Ojos.

Un golpe en los ojos afecta los nervios ópticos y algunos nervios craneales, además un impacto potente hace que estos se inflamen logrando que tu atacante pierda parte de su visión.

2. Nariz.

Cuando logras golpear la nariz de tu oponente puedes hacer que esta se fracture, esto hace que la nariz sangre, sacando de combate a tu adversario gracias al dolor, el lagrimeo y  la molesta hemorragia.

3. Sien.

El impacto en esta zona de la cabeza dejaría fuera de combate casi de inmediato a un agresor, ya que en esta parte del cuerpo hay poco grosor del hueso craneal, lo que conlleva a una perdida del conocimiento y dependiendo del impacto puede causar hasta la muerte.

4. Boca.

Es otro punto donde puedes atacar de forma rápida. El impacto directo en ella causa sangrado inmediato, inflamación de los labios, incluso aflojamiento y perdida de dientes.

5. Mandíbula.

El golpe sobre la mandíbula crea una sacudida que generará desorientación, perdida de la conciencia y posteriormente pondrá a tu oponente a morder el polvo.

6. Garganta.

En la garganta se encuentran la laringe y la tráquea. Un fuerte golpe en esta zona hará que se produzca un aplastamiento dificultando la circulación de aire, lo que puede terminar en asfixia.

7. Costillas.

Una fractura en las costillas generará un inmenso dolor en un atacante, convirtiendo el mero hecho de respirar en una tortura.

8. Plexo solar o boca del estómago.

Sacar el aire es el principal objetivo de golpear en este lugar. Después de eso tu oponente caerá dulcemente a tus pies. La razón es, que el impacto afecta el ritmo de contracción y relajación del diafragma que es el musculo que controla la respiración.

9. Genitales.

Problemas respiratorios, perdida de conciencia, mareo y nauseas son algunos de los síntomas que sentirá un atacante después de ser golpeado en esta parte del cuerpo. Hay algo seguro en esta vida y es que nadie queda en pie después de esto.

10. Rodilla.

Una patada en la rodilla es una buena forma de terminar un combate rápidamente. Después de recibir el impacto, tu oponente no tendrá mas remedio que dejarse caer al piso en medio de gritos de dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *