07 Feb

Origen del tigre (Shishi) como símbolo Shotokan

El presente es un excelente artículo tomado del blog: shotokankarate-do.blogspot.com y escrito por el sensei Antonio Milla Jimenez de España. Este es el último de tres artículos que el sensei Milla le dedica al simbolo del Karate Shotokan, un artículo muy profundo que definitivamente vale la pena leerlo.

El tigre (Shishi)

Como último capítulo que dedico al símbolo del estilo Shotokan, comienzo haciendo en brevísimo recordatorio.

shishi

Año 1935.

La representación de todo un colectivo y la unión de éste símbolo además de ser un signo distintivo dentro del kárate.

En el estudio trato con mucha atención la importancia de un elemento, el cual, en oriente tiene mucha relevancia y en occidente es prácticamente desconocido.

La imagen que se decía por muchos“creada”, “diseñada”, “inventada”, etc. por un pintor japonés, 小杉放庵 Kosugi Houan (Hoan Kosugi “Misei”). Donde como hemos visto solamente copió una figura ya existente de la mitología china y la adaptó al maestro. No ha quedado muy claro de quien sería la idea, pero es evidente que la figura es representativa de más factores que los puros y exclusivamente artísticos.

El dogmatismo, la astrología y la mitología se unen y se muestran presentes en un “símbolo” para salir en la portada de una obra, que cambiaba los esquemas establecidos. Pues hasta esa fecha los libros que escribiese Gichin Funakoshi se mantenían en línea con sus conocimientos y experiencias en Okinawa, éste sería muy distinto. Leer más

16 Ago

Kick Boxing en el ICKT

Kick BoxingEs un deporte de combate de origen Japonés en el cual se mezclan las técnicas de lucha o combate del boxeo con las de algunas artes marciales como el karate y el taekwondo. Es similar al Muay Thai, pero los golpes con el codo y la rodilla no son permitidos.Si bien no es un arte marcial tradicional, sino un deporte de combate; un luchador de kickboxing puede ser una competencia reñida para los demás peleadores que prefieran otro tipo de artes marciales. Leer más
10 Abr

Didáctica del Trabajo de Posiciones

Tradicionalmente el practicante que trabajaba posiciones estáticas pasaba por etapas iníciales de lucha contra la resistencia y el dolor.  En la actualidad, muchos de los alumnos que se apuntan a clase parecen buscar la armonía sin realizar mucho esfuerzo.  Ante esta demanda, se trata de ajustar un método pedagógico que se adapte a los nuevos tiempos sin perder el alma original del sistema de práctica.

Hace tiempo que uno de los temas de reflexión y meditación gira en torno a cómo integrar el trabajo de posiciones en las clases actuales de las artes marciales. En el aprendizaje de este tipo de práctica, los que nos hemos desarrollado en una metodología más o menos tradicional de las artes internas hemos pasado por esas etapas iníciales de sudor y lucha contra la resistencia y el dolor.  Hoy en día la mayor parte de la gente que acude a clase no viene por ese espíritu de “cuanto más rudo y tradicional mejor” o “cuanto más seca es la enseñanza, más fuerte se hace el alumno”. La mayoría viene por esa imagen más o menos poética y bella de la búsqueda de la armonía pero sin esfuerzo.  Desean practicar artes marciales para ejercitarse sin cansarse, olvidando que él no esfuerzo viene muchas veces de un trabajo realizado anteriormente.  Y, cómo no, acuden buscando el misterioso Ki, que solemos traducir como energía, para darle a la práctica un aspecto más místico todavía.  Puesto que nuestra herencia cultural es aún la de separar (¡cuánto daño involuntario hizo Descartes!), el pensamiento que surge es: si voy a cultivar el Ki, ¿por qué debo esforzarme corporalmente?

Leer más

10 Abr

Historia de los Samurais (Segunda Parte)

Les compartimos la segunda parte del artículo HISTORIA DE LOS SAMURAIS del maestro Rubén Darío Rodríguez Vásquez (NUESTRO ARTE MARCIAL ESTUDIO)

HISTORIA DE LOS SAMURAIS

(Segunda Parte)

LOS CÓDIGOS DEL SAMURAI

Descalzarse para ingresar a un recinto blanco y minimalista en el que se celebra la ceremonia del té o hallar la paz admirando algún jardín santuario circundado de lagos, colinas y puentecitos: estas son algunas de las prácticas milenarias que despiertan la atención de los turistas, conduciéndolos hasta su país de origen. De visita al Japón el viajero ilustrado habrá de encontrarse con otra legendaria tradición, últimamente fagocitada por la industria del cine: la de los Samuráis. ¿Era sólo técnica aplicada al dominio de las armas lo que los volvía tan implacables? ¿O habían descubierto fuentes extraordinarias de fortaleza y valor en la contemplación de la belleza y la naturaleza o algo más espiritual acaso? Leer más

10 Abr

Historia de los Samurais (Primera Parte)

Queremos compartir con ustedes este excelente artículo llamado HISTORIA DE LOS SAMURAIS, escrito por el maestro Rubén Darío Rodríguez Vásquez y tomado de su grupo en Facebook “NUESTRO ARTE MARCIAL ESTUDIO

HISTORIA DE LOS SAMURAIS

(Primera Parte)

En Japón la clase guerrera era conocida como Samuráis, también llamada Bushi. Formaron una clase durante los siglos IX y XII. Emergieron de las provincias de Japón para transformarse en la clase gobernante, hasta su declive y total abolición en 1876, durante la era Meiji. Los Samuráis eran luchadores, expertos en las Artes Marciales. Tenían notable habilidad con el arco y la espada. También eran grandes jinetes. Eran hombres que vivían siguiendo el Bushido; era su modo de vida. La lealtad total del Samurai era para su Emperador y para su Daimyo. Eran honestos y de total confianza. Vivían vidas frugales, sin interés en la riqueza y cosas materiales, pero con gran interés en el orgullo y honor. Eran hombres de valor verdadero. Los Samuráis no temían a la muerte. Entablarían batalla sin importar cuales fueran las dificultades. Morir en la batalla reportaría honor a su familia y a su señor.

Los Samuráis preferían luchar solos, uno contra otro. En batalla un Samurai “invocaría” el nombre de su familia, Rango y hazañas. Entonces buscaría un oponente de similar rango y batallarían. Cuando el Samurai acaba con su oponente le decapita, para así tras la batalla retornar con las cabezas de los oponentes vencidos que acreditan así su victoria. Las cabezas de los generales y aquellos con alto rango eran transportadas de vuelta a la capital y mostradas en las celebraciones y similares. Leer más