30 Sep

¿Es posible lesionarse en karate?

Más de 50 millones de personas practican hoy en día karate do, siendo éste el segundo arte marcial más popular después del taekwondo.

Aunque es un deporte de contacto en el que se pueden llegar a presentar lesiones, no es muy común que esto suceda en una práctica.

Sin embargo, en las competencias ya es otra cosa y el riesgo de sufrir una lesión es más alto.

Hay una falsa creencia de que las artes marciales en general son disciplinas en donde las personas se están dando de golpes y patadas sin misericordia.

Estas afirmaciones son hechas por personas que no tienen ningún conocimiento en esta disciplina.

Existe un riesgo, pero no como muchos lo creen.

Muchos niños y adultos entrenan karate todos los días y es muy poco probable que alguno sufra una lesión considerable solo por el hecho de practicarlo.

La clave para evitar accidentes es la correcta realización de los ejercicios y la correcta supervisión del maestro a la hora de ejecutarlos.

Existen varias causas para que un estudiante se lesione durante una práctica de karate.

  1. No está realizando los ejercicios como lo solicitó el maestro.
  2. No está concentrado en la actividad.
  3. Está exigiéndose más allá de lo que puede lograr.

Es muy posible que durante la práctica haya momentos en los que algunos estudiantes se pasen de revoluciones y su ímpetu los lleve a provocar alguna de estas lesiones, sin embargo, el maestro siempre estará atento y se percatará de lo que está pasando para corregirlos.

Para protegerse de cualquier lesión, los practicantes de karate cuentan con protección adecuada para las partes críticas de su cuerpo.

Para la boca cuentan con protector bucal, guantes acolchados para evitar golpes fuertes, protección para el pecho, protección para los genitales y espinilleras acolchadas.

También es importante aclarar que la correcta iniciación al ejercicio por medio de un correcto calentamiento y de los ejercicios de movilidad articular permiten que el cuerpo esté en la correcta disposición para el entrenamiento.

En síntesis, lesionarse tiene una baja probabilidad, todo depende de la correcta realización de los ejercicios por parte de los estudiantes y de la constante supervisión del maestro, además de un correcto calentamiento y estiramiento.

Todo esto hace del karate un arte marcial supremamente seguro para ser practicados por cualquier persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *