26 Jul

La filosofía detrás del karate

El karate es un arte marcial que fue creado para defensa propia y defensa de aquel que no lo puede hacer, por lo tanto, se entiende que las técnicas utilizadas en defensa propia pueden llegar causar mucho daño.

A pesar de esto, el karate no es un arte marcial creado para hacer daño, es una disciplina que busca evitar la confrontación a todo costo por medio del autocontrol, el cual es uno de los beneficios más importantes de su aprendizaje.

De otro lado, existen karatecas que, aunque conocen este tipo de principios, todavía se dejan llevar por sus emociones y terminan enfrentándose en situaciones en las que solo con retirarse o ignorar a la persona que le provocaba era suficiente.

Esto demuestra que algunas personas todavía tienen mucho que aprender sobre la filosofía del karate.

“El Karate-Do no consiste tan sólo en adquirir una cierta destreza, sino también en dominar el arte de ser un miembro de la sociedad bueno y honesto”.

Gichin Funakoshi

Estás palabras de Funakoshi encierran gran parte de la forma como una persona debe comportarse según la filosofía que determina este arte marcial.

No es solamente asistir a un dojo y aprender a la perfección todas las técnicas, el karate tiene mucho mas fondo que esto. El karate es una expresión total de respeto hacia tu propia persona, así como hacia los demás.

La filosofía del karate busca crear hombres de bien que vivan con valores, que los expresen y los enseñen tanto dentro del dojo como fuera de este.

Una muestra del poder de esta filosofía se da cuando entras a un dojo por primera vez. Al principio crees que estás aprendiendo a dar golpes, pero luego de un tiempo te das cuenta de que esos golpes no son tan importantes como el cambio mental y espiritual que sufres con el pasar del tiempo.

La filosofía transformadora que hay detrás del karate es tan fuerte que esta es una de las bellezas que más atrapa a la gente que se decide a experimentarla y es por eso que cada vez más y más personas alrededor de mundo continúan practicándolo.

El sensei Funakoshi no se equivocaba cuando decía lo siguiente:

Querer al karate, quererse a sí mismo, querer a la familia y amigos: todo conduce eventualmente a querer el país de uno. El verdadero significado del karate solo puede ser adquirido a través de ese sentimiento.

Esta es la filosofía detrás del karate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *